top of page

El Vagón de las Delicias.

Personas humanas que prestáis atención a estas letras.

Concreto un poco más.

Personas humanas comprendidas dentro del segmento denominado “Adulto” acotado entre aquellos que superamos la treintena y transitamos con penas y glorias hacia la sexagésima década de nuestras existencias.

Antes de nada.

Si andáis perdidos en vuestro proceso existencial y no sabéis dónde ubicaros, confiad en mí. Haceos un favor y de momento no busquéis el concepto adulto en Google…

Volvamos.

Si os preguntáis de qué va este artículo, os cuento. A ver si os suena….

Un buen día, sin saber cómo ni cuando, tomas conciencia de que te has convertido en adulto. Fue así como a traición… empezó con la presencia del “Usted” y los transitivos acabados en “le” … “Buenos días, en qué puedo ayudarle”, “A Usted qué le parece…”. Te sorprendes mirando a los lados buscando al destinatario de tanta formalidad y muy a tu pesar, compruebas que es a ti. ¿Dónde se ha ido la “te” y el “tu”?. Y creedme, la cosa no mejora cuando nos ceden el paso en un ascensor o nos ofrecen el asiento del transporte público. Aunque hemos de agradecer a una parte de las nuevas generaciones su compromiso con la integración y bienestar de sus mayores, que les obliga a prescindir de estos gestos. ¡Gracias!.

Y ahí vamos,

Con la Fase cuatro aún visible por el retrovisor, recién llegados a la fase cinco del Duelo por la “juventud” que nos ha abandonado, y la sensación apremiante de que la cuenta atrás ha comenzado, nos autoimponemos la obligación de “hacer cosas”, que en Catalunya se estila mucho, y empieza “La Busqueda”: Gimnasio, Pilates, Yoga, Danza brasileña, Crossfit, Vudú, Teatro….

Empieza la cosa.

Un buen día, te despiertas huérfana de vergüenzas, te lanzas y dices ¿Por qué no? Y te apuntas a Teatro.

Un mensaje para los pudorosos que ni siquiera os lo planteáis: Lanzaos de cabeza. Volved a creedme. Será de las mejores decisiones del resto de vuestra vida adulta.

¿Que cómo lo resumiría en un titular? Ser, dejar de ser y volver a ser… (Que intensa me he puesto por Dios…)

No sé vosotros, pero si te dicen que tienes la posibilidad de dejar de ser quien eres por unas horas. Que puedes descargarte tu mochila vital llena de responsabilidades, obligaciones, rutinas, agobios, etc. y más increíble aún, puedes hacerlo sin peligro, sin consecuencias… ¿Qué haces? Aceptas el reto y descubres una nueva realidad de “no realidad” y te gusta… te gusta mucho. Cada día más y no quieres que pare. Te ves marcando la agenda y rechazando citas con médicos o no comprando entradas para un concierto o partido de Champions si coincide el día de clase.

Un día sucede a otro y a otro más y de repente, se obra la magia.

Vuelves a ser lo que habías dejado de ser. Y transitas nuevamente por tu infancia, adolescencia, juventud y subconjuntos de la edad Adulta (¿recodáis lo que os dije de buscar Adulto en Google? * Ver asterisco al final.

Descubres que puedes convertirte en cualquier personaje. Un día sin más te lo presentan y lo vas descubriendo, con sus luces y sombras, que ves proyectadas en las tuyas propias, y te subes a un vagón que te lleva a no sabes bien dónde. Sólo sabes que merece la pena ir y que por nada del mundo te perderías esa aventura.

Gracias a La Teatral por enseñarme a viajar.


*No se me olvida el asterisco:

-Adultos jóvenes: >25 y <40

-Adultos: >40 y < 55

-Adultos mayores:  >55 Y <65


Vamos, que es como cuando nos dividían en benjamines, alevines y juveniles, pero con un poco más de mala uva, que no sé qué opináis vosotros, pero que digo yo, que no hay que hilar tan fino.

Tan feliz que estaba en la ignorancia, hoy me iré a dormir sabiendo que además de Tauro y del Barça, soy Adulta Mayor … pero recién incorporada eh!


Montserrat

Article publicat a la revista Akela l'estiu de 2023




Un cap de setmana de teatre i amistat a Rupit
La Follia de colònies





Comentários


Posts Destacats
Posts Recents
Recerca per "Tags"
Segueix-nos
bottom of page